Cuando surge la niebla cerebral el cerebro no dispone de la energía suficiente para seguir pensando, pierde recursos cognitivos, y es como si se apagase. La persona que la padece se queda en blanco, no puede continuar con la conversación que estaba manteniendo, o no es capaz de saber qué es lo que iba a hacer en ese momento.

Si quieres leer la noticia pincha AQUÍ

Sin votos aún.
Por favor, espere...